inicio
   Alojamiento privado    Eficiencia energética en hoteles    Laboral - Negociación Colectiva    Imserso    Calidad - normalización    Tarjetas de crédito    Amortización fiscal    I+D    Comercialización    Overbooking    Actividades de nuestros asociados
Airbnb ha generado en Barcelona un impacto económico de 740 millones de euros en 2015, casi seis veces más que en 2013, cuando se situó en 128 millones, según los datos ofrecidos por la plataforma. Las cifras muestran también cómo ha evolucionado la comunidad en los últimos años, donde anfitriones y visitantes están presentes de manera creciente en zonas alejadas de Ciutat Vella en el 75% de los casos, repartiendo los beneficios a los barrios residenciales alejados de las zonas más turísticas.

Esta tendencia, según ha destacado Arnaldo Muñoz, director general de Airbnb Marketing Services España, “es una buena noticia para Barcelona. Muestra cómo Airbnb apoya a la clase media y cómo los beneficios económicos se distribuyen por toda la ciudad. La comunidad está dispuesta a hacer aquello que es correcto para Barcelona y nosotros queremos ayudar. Esperamos poder trabajar con los legisladores en una normativa clara y sencilla para compartir el propio hogar”.

En esta misma línea Chris Lehane, director global de Asuntos Públicos, ha señalado que “estamos trabajando con gobiernos de todo el mundo para aprovechar los efectos positivos de compartir el propio hogar, dar mayor autonomía a la clase media, activar nuevas comunidades y aumentar los ingresos fiscales. Queremos lo mismo para Barcelona, y que esta ciudad tan especial se beneficie plenamente de este movimiento global”.

 

Tabla de Airbnb que muestra cómo ha ido descendiendo el porcentaje de anfitriones en el centro de Barcelona.
Tabla de Airbnb que muestra cómo ha ido descendiendo el porcentaje de anfitriones en el centro de Barcelona.

 

Éstas son algunas de las cifras más representativas del informe:

- Casi 900.000 huéspedes utilizaron Airbnb para viajar a Barcelona en 2015, frente a los 227.000 de 2013.

- La gran mayoría de los anfitriones son ciudadanos particulares que comparten la casa en la que viven.

- En Barcelona el 73% de los anfitriones tiene sólo un anuncio.

- El anfitrión típico tiene 38 años e ingresa 5.100 euros por ejercicio hospedando a viajeros unas 58 noches al año.

- El huésped tipo tiene alrededor de 34 años, viaja en un grupo de dos o tres personas y se queda una media de 4,4 noches.

- El 64% de ellos se aloja en barrios fuera del casco antiguo, frente al 14% que lo hacía en 2009.

- El número de barceloneses que utiliza la plataforma fuera de la ciudad se ha doblado en los últimos tres años, pasando de 55.000 en 2013 a 217.000 dos años después.

- Actualmente en Barcelona hay 16.000 anuncios en Airbnb.

- Siete de cada diez anuncios se alquila por menos de 90 días al año, lo que sugiere que “la gran mayoría de anfitriones está compartiendo su residencia principal para ganar un dinero extra o como complemento a sus ingresos regulares, pero no se trata de profesionales dedicados en exclusiva al alojamiento vacacional”, afirman desde la plataforma.


Fuente: Hosteltur
| Normas de uso | Política de privacidad | Contacte |
Gestor de contenidos
desarrollado por
C2C Soluciones Powered by
SPC v2016 ®
SPC