inicio
   Alojamiento privado    Eficiencia energética en hoteles    Laboral - Negociación Colectiva    Imserso    Calidad - normalización    Tarjetas de crédito    Amortización fiscal    I+D    Comercialización    Overbooking    Actividades de nuestros asociados
El objetivo, hacer aflorar la economía sumergida y afrontar la competencia desleal
 

El Registro de Viviendas de Uso Turístico en Aragón cuenta con 509 viviendas inscritas en el primer año de funcionamiento, tras la entrada en vigor del decreto que regula este tipo de alojamiento, diferenciándolo de las viviendas de turismo rural y los apartamentos turísticos.

El decreto ha servido para conocer la realidad en Aragón y garantizar que la oferta disponible en el mercado cumple unos mínimos de calidad. Un mercado en el que el 67,20% de las viviendas se sitúa en comarcas altoaragonesas, el 19,44% en las turolenses y el 13,36% en las zaragozanas, según ha informado el Gobierno de Aragón.

La directora general de Turismo, Marisa Romero, hace un balance positivo de este primer año ya que se está cumpliendo el objetivo de “garantizar la calidad y hacer frente a la competencia desleal que se estaba produciendo” y apunta que es “una manera de hacer aflorar la economía sumergida y afinar los datos estadísticos relacionados con el turismo”.

Romero explica que, pese a que no hay datos oficiales todavía, desde el sector se apunta a que pueda registrarse un 85% de ocupación de estas viviendas durante el mes de agosto.

Los trámites para inscribir las viviendas son sencillos, ya que es suficiente con una Declaración Responsable que se puede entregar a través de internet o en los Servicios Provinciales de Turismo. A partir de ese momento se realiza una inspección para comprobar el estado de la vivienda y se procede a inscribirla en el Registro.

Se consideran viviendas de uso turístico aquellas que son cedidas de modo temporal por sus propietarios a terceros con una duración de la estancia igual o inferior a un mes. Se trata de viviendas amuebladas y equipadas en condiciones de uso inmediato que se comercializan o promocionan exclusivamente a través de canales de oferta turística y con una finalidad lucrativa.

El decreto aragonés cuenta con algunos aspectos específicos respecto a las normativas que se aplican en otras comunidades autónomas, ya que cada propietario sólo puede registrar una vivienda por edificio y en el caso de contar con dos o más, deberá regirse por la normativa relativa a los apartamentos turísticos.

Además, y para diferenciarse de las viviendas de turismo rural, sólo pueden registrarse como viviendas de uso turístico aquellos inmuebles sometidos al régimen de propiedad horizontal, viviendas unifamiliares aisladas u otras pertenecientes a complejos inmobiliarios privados.

Inspecciones

El punto de partida ha sido registrar las viviendas existentes y, una vez desarrollada esta labor, comienza también un trabajo para incrementar las inspecciones.

Precisamente el pasado mes de marzo Aragón aprobó por primera vez un plan de inspección de turismo, según publicó HOSTELTUR noticias de turismo. En él se recogen varios programas específicos para el control de este tipo de alojamientos: control del cumplimiento de la normativa que las regula; detección de la prestación del servicio turístico sin la presentación de la declaración responsable; verificación de las denuncias interpuestas por las deficiencias detectadas en los alojamientos; además de controlar que los alojamientos que aparecen en los canales de promoción y comercialización de viviendas de uso turístico se ajustan a la normativa.

Fuente: Hosteltur

http://www.hosteltur.com/117589_aragon-cuenta-509-viviendas-uso-turistico-registradas-ano.html?fromNewsletter=com&fromNewsletterDate=2016-08-17

| Normas de uso | Política de privacidad | Contacte |
Gestor de contenidos
desarrollado por
C2C Soluciones Powered by
SPC v2016 ®
SPC