inicio
Canarias es la Comunidad Autónoma más afectada, con el 60% del total de las pérdidas, seguido por Baleares, con el 31%. El principal factor de incidencia ha sido el cierre prolongado de los aeropuertos del norte de Europa, principal mercado de origen de los turistas de las zonas más afectadas por las pérdidas.
La Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT) cifra las pérdidas del sector hotelero español, ocasionadas por el cierre del espacio aéreo en el mes de abril, en 192,5 millones de euros. De este total, un 18% corresponde a gastos realizados por los hoteleros en repatriaciones y descuentos para estancias alargadas por circunstancias ajenas, y un 82% a cancelaciones de última hora. Estas cifras son el resultado del estudio realizado por las asociaciones pertenecientes a CEHAT, institución que engloba 64 asociaciones integradas por más de 10.000 hoteles
 
Canarias es la Comunidad Autónoma más perjudicada y acumula el 60% del total de las pérdidas. Le sigue Baleares, con el 31%. El resto del territorio ha tenido pérdidas muy inferiores, como es el caso de Valencia, tercera en el ranking de pérdidas, con tan sólo un 2% de la cifra total.
 
Es de destacar la poca incidencia que la situación ha tenido en el centro y norte de España, dónde sólo se han dado casos aislados de cancelaciones por imposibilidad de volar, aunque se trata de una de las zonas más afectadas con las recientes erupciones volcánicas.
 
Para analizar las repercusiones de los cierres de los aeropuertos hay que tener en cuenta varios aspectos:
 
• El primero es la existencia en el destino de un aeropuerto que haya tenido que ser cerrado. En el mes de abril, en España se cerraron pocos aeropuertos y se trató de una medida que se tomó por un periodo muy breve, por lo que esta no es la causa de los perjuicios económicos sufridos por el sector hotelero español.
 
• El segundo aspecto es el comportamiento de los aeropuertos en los países de origen de los turistas. Esta es la causa más importante de los inconvenientes creados en Baleares y Canarias. Los aeropuertos de origen que permanecieron cerrados durante más tiempo fueron los del norte de Europa y casi la totalidad de los clientes habituales de las islas durante los primeros días de la primavera son originarios de estas zonas. Esto ocasionó gran cantidad de casos de lucro cesante y de costes de alojamiento y repatriación.
 
• El tercer aspecto, que justifica las cuantiosas pérdidas de las Islas Canarias, es el hecho de que en esta Comunidad Autónoma la totalidad de la planta hotelera y de alojamiento estaba abierta, cosa que no sucede en las Islas Baleares ni en el resto de zonas de sol y playa.
 
 
| Normas de uso | Política de privacidad | Contacte |
Gestor de contenidos
desarrollado por
C2C Soluciones Powered by
SPC v2016 ®
SPC