inicio
   Alojamiento privado    Eficiencia energética en hoteles    Laboral - Negociación Colectiva    Imserso    Calidad - normalización    Tarjetas de crédito    Amortización fiscal    I+D    Comercialización    Overbooking    Actividades de nuestros asociados
El consumo colaborativo y las fórmulas P2P también han proliferado aceleradamente en el transporte terrestre. Los defensores de esta “economía compartida” aseguran que estas prácticas logran una movilidad sostenible mediante un uso racional del coche, generan un ahorro al propietario y a los pasajeros, reducen la congestión de tráfico en las grandes ciudades y de emisiones de CO2 al disminuir el número de coches operativos y favorecen, al mismo tiempo, las relaciones sociales entre personas que realizan los mismos recorridos. Es uno de los aspectos abordados en el tema de portada de la revista HOSTELTUR, noticias turismo, edición de mayo, Turismo p2p ¿Nuevos intermediarios o negocios sin control?.

De hecho, el transporte sigue siendo el segundo gasto más importante del presupuesto doméstico después de la vivienda, por lo que el uso compartido ha resurgido en países como Alemania o Francia y en Norteamérica. Recientes cambios en las leyes de seguros de automóviles de California han hecho más fácil alquilar coches de particulares.

Carpooling

Carpooling.com es una plataforma que conecta personas en más de 40 países para que puedan viajar juntos.  Comenzó en Munich, en 2001, fundada por tres estudiantes alemanes del MBA como un proyecto estudiantil, pero rápidamente se convirtió en una amplia red internacional. En la actualidad, a través del portal se transportan un millón de personas al mes y conecta conductores y pasajeros de 5.000 ciudades de 45 países.

Hasta el momento, Carpooling ha conectado 27 millones de viajes y ahorrado 375 millones de euros en combustible y 725.000 toneladas de emisiones de CO2. Un ahorro mínimo al conductor de 20 euros por cada 200 kilómetros rodados, según datos de este operador. Carpooling.com se ha convertido además en una plataforma multimodal que muestra las opciones de autobús, tren y avión para que la gente pueda comparar y elegir la forma más conveniente de viajar. Incluye ofertas de viajes solo para mujeres, para aquellas que se sienten más seguras viajando con esta fórmula.

Blablacar

Blablacar es otra de las comunidades de viaje compartido más activas en Europa. La idea surgió una Navidad, en Francia, cuando su fundador, Frédéric Mazzella, tenía que volver a casa y no encontró billete de tren, echando mano de la agenda para buscar con quién viajar, notando que muchas personas viajaban con su coche con puestos vacíos que podrían ser aprovechados como había hecho él, sólo faltaba ponerlos en contacto.

Así decidió crear una red social que interconectara a propietarios de coches que van a realizar un viaje con potenciales pasajeros que tienen el mismo destino, a fin de trasladarse juntos compartiendo los gastos del vehículo. Su fórmula permite a los conductores ahorrar un tercio del coste del litro de gasolina por cada pasajero y cubrir todos sus gastos con tres ocupantes, según Blablacar. A los pasajeros les permite ahorrar el triple de lo que les supondría viajar solos en coche, tren o avión, añade la empresa.

Detrás de Blablacar, además de Mazzella, se encuentran varios accionistas particulares que forman parte del proyecto desde sus inicios y, posteriormente, los fondos de capital ISAI, Cabiedes &Partners y Accel Partners se han incorporado con una inversión de 10 millones de dólares para impulsar la expansión europea de BlaBlaCar.

En estos momentos, la empresa está presente en 12 países: Francia (donde fue creada en enero de 2009); España (desde enero de 2010); el Reino Unido; Italia, Países Bajos, Bélgica, Luxemburgo, Polonia, Portugal, Alemania, Ucrania y Rusia. En la actualidad, Blablacar suma más de seis millones de usuarios, entre conductores y pasajeros. El 40% de ellos tiene entre 18 y 25 años de edad. Más de un millón de usuarios –conductores y pasajeros- viajan al mes. La aplicación para iPhone y Android ha sido descargada por 2 millones de usuarios. La comunidad intercambia 2,8 millones de opiniones al año.

Los trayectos más realizados en España son Madrid-Valencia, Barcelona-Toulouse, Granada-Sevilla, Murcia-Madrid y Salamanca-Lisboa. Blablacar ha implantado en España la reserva online para que el pago se realice de antemano y lograr así un mayor nivel de compromiso. “Hemos reducido de un 35-40% a un 4% la tasa de plantones”, apunta Vincent Rosso, responsable para España y Portugal y cofundador de BlaBlaCar.es. La plataforma cobra un gasto de gestión del 10%.

Hasta el momento, Blablacar no ejerce un control sobre el conductor salvo la verificación de sus datos de contacto, aunque no descartan establecer en un futuro mecanismos de control para dar más confianza a los usuarios pasajeros. No obstante, señalan que los usuarios disponen de herramientas tecnológicas como certificar del número móvil; validar el e-mail y la foto del perfil y dejar opiniones a otros usuarios después del viaje. También ofrecen la fórmula de “sólo para mujeres”.

La Federación Nacional de Transporte en Autobús (Fenebus) pidió recientemente el cierre de Blablacar en España por considerar que realiza una actividad de mediación entre conductores y pasajeros "alegal e ilegal, no reglada, que puede poner en riesgo la seguridad vial y suponen una competencia desleal para las empresas del transporte de viajeros por carretera". 

El director general de la patronal, José Luis Pertierra, ha asegurado que el uso de esta plataforma está afectando en líneas de Salamanca, Zamora, Valladolid, entre otras de la Comunidad de Castilla y León, donde habrían registrado “una reducción de pasajeros de entre un 4 y un 8%".

Frente a las críticas de Fenebus, los responsables de Blabacar declaran: “No somos un sistema de transporte ni podemos garantizar el servicio, porque se trata de un acuerdo entre particulares que Blablacar solo pone en contacto y que deciden hacer un trayecto o viaje juntos que sólo depende de ellos”.

Uber, vehículos con chofer

Al igual que otras plataformas p2p, Uber conecta a pasajeros con conductores a través de su propia app para traslados urbanos con chofer, "lo cual permite más posibilidades para los pasajeros y más negocios para los conductores", señala Travis Kalanick, su cofundador y director ejecutivo. Uber, fundada en San Francisco en 2009, ya está presente en 35 países y en más de 80 ciudades.

No obstante, Uber ha sido objeto en Estados Unidos de numerosos mandatos judiciales de no operar, debido a la naturaleza del servicio que ofrecen los particulares que trabajan con el portal: vehículo con chofer, para el que se requieren licencias especiales.

Comunidades sobre ruedas: el p2p avanza en transportes a toda velocidad

Uber también ha encontrado un fuerte rechazo por parte de los taxistas en varios países europeos, entre ellos Francia y Bélgica. De hecho, un tribunal de Bruselas ha prohibido esta aplicación.

Aludiendo también a problemas de “ilegalidad”, la Confederación del Taxi de España, organización estatal a la que está adscrita el Sindicat del Taxi de Catalunya (STAC), filial que hace la denuncia, ha protestado por la aparición del servicio de traslados urbanos con chofer en “vehículos particulares” mediante cobro y que se contacta y contrata a través de la aplicación Uber (ver: Los taxistas abren otro frente al P2P: piden la prohibición de Uber).

Los taxistas españoles denuncian que “no cuentan con vehículos con autorización administrativa alguna para realizar transporte de pasajeros, por lo que su actividad es totalmente ilegal y fomenta el transporte 'pirata', sin garantía alguna para los usuarios". Aseguran que están poniendo en riesgo 100.000 puestos de trabajo.

Socialcar

También en España se ha puesto en marcha Socialcar. Su fundadora y CEO es Mar Alarcón, quien apunta que en España hay 29 millones de coches, lo que supone una “saturación de activos tras la bonanza económica”, de los cuales, cinco millones apenas salen del garaje. “Nosotros somos un P2P de carsharing, facilitando el alquiler de coches entre particulares, una opción de movilidad más”.

En Socialcar, los vehículos cuentan con un seguro específico para este tipo de servicios, una fianza, un servicio de atención al cliente y valoraciones online de la experiencia. El servicios está disponible tanto para residentes en ESpaña como para tursitas extranjeros. El modelo de negocio de este intermediario se basa en el cobro de una comisión del 15% al propietario del vehículo sobre el precio del alquiler.

Rent a car: beneficioso

Por el contrario, el director general de Europcar para España y Portugal, José María González, no considera que les esté afectando la aparición de este tipo de plataformas. “Yo diría que esos fenómenos son muy interesantes para nosotros y sobre todo dan una visión de futuro de una enorme potencia para nuestro sector y para compañías como la nuestra. Lo que está haciendo la gente es usar un coche compartido, da igual que el coche sea de un vecino o de alguien que oferta su viaje en una web…La idea, en su conjunto, es que la gente quiere movilidad, quiere un medio de transporte que pueda pagarlo, lógicamente, y quiere seguridad. Se está generando un nuevo mercado, y eso está bien porque nosotros necesitamos que el rent a car se popularice. Ya veremos los movimientos que hacemos nosotros, pero inicialmente la buena noticia es: hay movilidad por carretera y por coche. Y la gente está dispuesta a pagar por uso y no por tener un coche en propiedad”.

De hecho, el año pasado la multinacional de alquiler de vehículos Avis compró Zipcar –una empresa de carsharing- por 500 millones de dólares. Pero en este caso los coches no son de particulares, sino que pertenecen a la flota de Zipcar, que también opera en España con la marca Avancar.

Fuente: Hosteltur

http://www.hosteltur.com/152100_comunidades-ruedas-p2p-avanza-transportes-toda-velocidad.html

| Normas de uso | Política de privacidad | Contacte |
Gestor de contenidos
desarrollado por
C2C Soluciones Powered by
SPC v2016 ®
SPC