inicio
   Alojamiento privado    Eficiencia energética en hoteles    Laboral - Negociación Colectiva    Imserso    Calidad - normalización    Tarjetas de crédito    Amortización fiscal    I+D    Comercialización    Overbooking    Actividades de nuestros asociados
Se trata de la primera investigación exhaustiva realizada en España sobre los baños en el ámbito hotelero. La nota media que los clientes dan a los baños de los hoteles españoles es un 7,8

Roca, empresa asociada al Instituto Tecnológico Hotelero (ITH) ha presentado hoy en Tenerife el Estudio 360º de la Reforma de Baños en los Hoteles de España realizado por IKERFEL, una empresa de investigación de mercados. Roca, marca de calidad y garantía en productos para el espacio de baño, encargó esta primera investigación exhaustiva realizada en España sobre los baños en el ámbito hotelero, que ofrece datos tan concluyentes, como la nota otorgada por los clientes a los espacios de baño de los hoteles españoles, que es de un 7,8.

El acto, celebrado en la Factoría de Innovación Turística  (FIT) Canarias, en Adeje, ha contado con la presencia del presidente de Ashotel, Jorge Marichal, el director general de Roca, Jordi Bosch, y la directora del FIT Canarias, Carmen de Miguel. Entre los asistentes se encontraban numerosos representantes del sector hotelero de la isla, así como arquitectos e interioristas.

Este estudio se centra en los hoteles de 2 a 5 estrellas, que concentran el 84% de las plazas hoteleras. Ha tenido en cuenta las opiniones de gerentes y directores de hoteles, clientes y responsables de mantenimiento, de compras, y diseñadores. Se ha acompañado de observaciones ‘in situ’ para detectar la importancia que tiene este espacio en la satisfacción del cliente, y analizar así las características de la reforma hotelera, con el fin de detectar oportunidades y áreas de mejora.

Entre los resultados expuestos destaca que el 80% de los clientes puntuó los espacios de baños de los hoteles con un “muy bien” (9-10) o un “bien” (7-8). El 20% restante, uno de cada cinco, opina que los baños son regulares (5-6) o muy malos (0-4). 

Limpieza y amplitud, fundamentales

Nueve de cada 10 clientes (91%) consideran muy o bastante importante el espacio de baño y su estado a la hora de valorar un hotel, un dato que se sitúa en el 88% cuando se trata de recomendarlo. La limpieza, con un 42% de adhesión, se sitúa al frente de los motivos para valorar satisfactoriamente un baño, seguida del gusto personal (25%), la amplitud (21%), la comodidad y el confort (17%).

El tamaño y la antigüedad del baño son los principales motivos de descontento. Y es que la satisfacción del cliente con el espacio de baño es directamente proporcional a su amplitud. De hecho, el 21% de los encuestados dio una buena nota al baño del hotel en el que pernoctaron. La valoración negativa de un 13% de los clientes preguntados se debió a que consideraron pequeño su espacio de baño, sólo superado por el descontento de un 21%, que calificó el baño de antiguo.

La obsolescencia, principal motivo de reformas

El desgaste por el tiempo es la principal causa de reforma. En dos de cada tres reformas (65%) realizadas en los baños de un hotel, la obsolescencia fue el motivo que las puso en marcha. Conviene tener en cuenta que el 70% de los 14.822 establecimientos que componen el parque hotelero español se construyeron antes del año 2000. Por ello, el 55% de ellos ya ha acometido obras de remodelación en los baños de las habitaciones (el 92% de ellas de 2000 a 2014). La frecuencia media de reforma en los baños de los hoteles es de 8,6 años, casi tres veces más que en el ámbito de los baños domésticos.

A la obsolescencia le siguen a distancia, como desencadenantes de una reforma, la mejora del confort (24%), las cuestiones estéticas (20%) y el mantenimiento de la categoría del hotel (14%).

En más de cuatro de cada cinco hoteles (83%), la reforma en el espacio de baño ha afectado a dos o más elementos principales de la estancia (inodoro, bidé, bañera/plato de ducha o lavabo). Le siguen el cambio de accesorios del baño (36%), la sustitución de la mampara, el pedestal, la grifería y/o el mueble (35%) y, por último, el cambio de un único elemento de todos los principales del baño mencionados anteriormente (20%).

El baño, sinónimo de status

El protagonismo que este espacio tiene en las pernoctaciones de los clientes en un hotel se hace aún más patente al comprobar que para cuatro de cada cinco clientes el baño de la habitación aporta estatus y categoría al establecimiento hotelero. Por ello, tras entrevistar a más de 1.000 personas y visitar casi 200 hoteles, el estudio revela que la presencia de bidés, bañeras y mamparas se incrementa con la categoría del hotel.

Así, los hoteles de dos estrellas cuentan con baños sencillos integrados por lavabos con pedestal (100%), inodoros de tanque bajo de gama económica (100%), bidés (47%) y plato de ducha (50%) o bañera (50%). El mueble sólo está presente en el 3% de los baños de esta categoría.

Por su parte, en los establecimientos de cinco estrellas se apuesta por la separación de espacios de tal forma que el inodoro (100%) y el bidé (77%), ambos suspendidos, están aislados del resto de elementos con paneles o paredes. De esta forma, se reserva un espacio para la bañera, elemento estrella de la estancia: un 92% de los hoteles de esta categoría cuenta con este producto, en muchos casos, concretamente un 60%, con hidromasaje.

Sobre el estudio

Este estudio fue realizado en nombre de Roca por IKERFEL, una empresa de investigación de mercados. El trabajo de campo se desarrolló entre los meses de marzo y junio de 2014, y se abordó mediante diversas metodologías en función de los segmentos objeto de análisis:

·         Entrevistas telefónicas a 702 gerentes y directores de hoteles

·         185 observaciones ‘in situ’ de los baños de los hoteles

·         152 entrevistas personales a responsables de mantenimiento

·         341 entrevistas personales a clientes

·         100 entrevistas telefónicas a responsables de mantenimiento (55), de compras (19) y diseñadores (26)

En todos estos casos las entrevistas, tanto personales como telefónicas, y las observaciones ‘in situ’ se realizaron en hoteles de entre dos y cinco estrellas repartidos por toda la geografía española.

| Normas de uso | Política de privacidad | Contacte |
Gestor de contenidos
desarrollado por
C2C Soluciones Powered by
SPC v2016 ®
SPC