inicio
Juan Molas, presidente de CEHAT, ha comparecido hoy ante la Comisión de Industria, Turismo y Comercio en el Senado
La patronal hotelera estimó hoy que 2010 se cerrará con un incremento de entre el 1,5% y el 2% en cuanto a la llegada de turistas a España con respecto al pasado año, según ha anunciado el presidente de la Confederación Españoles de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat), Joan Molas.
 
Durante su comparecencia ante la Comisión de Industria, Turismo y Comercio en el Senado, constató la mejora en la entrada de turistas extranjeros, aunque recordó que las previsiones anteriores apuntaban a un aumento del 5% para este año y que el crecimiento esperado no superará el 2%, según sus últimas estimaciones. El Gobierno cifra el incremento en un 1%.
 
"El sector turístico parece que ha parado el golpe", señaló para reconocer que está "costando muchísimo" recuperar mercados que antaño estaban "fidelizados" con España, como es el caso británico y el alemán, que continúan en "recesión".
 
En cuanto a los aspectos más perjudiciales para el turismo, resaltó que existe un "fraude" en torno a los alojamientos privados, puesto que hay un importante número de arrendatarios privados que no responden ante Hacienda.
 
Así, cifró que por cada plaza legal existe en España 1,5 plazas ilegales, que alquilan alojamientos a clientes sin ningún tipo de licencia.
 
"Se sabe qué alojamientos son, dónde están y quienes son sus propietarios, pero no se hace nada para atajar el problema", criticó Molas.

RECLAMA EL APOYO DE LA ADMINISTRACION.
 
A su vez, el presidente de la patronal juzgó "negativo" el recorte del 20% anunciado para 2011 en cuanto a la promoción turística de España a nivel internacional, una reducción que calificó de "importante".
 
En ese sentido, apuntó que el país "necesita" recordar "permanentemente" la existencia de la marca de calidad española a los mercados emisores, para que no descienda el número de turistas.
 
Por otro lado, recalcó la relevancia de potenciar el turismo nacional a través del Imserso, puesto que de cada euro que invierte el Gobierno en el turismo de mayores, recupera posteriormente 1,83 euros del dinero destinado, según Molas.
 
Además, este tipo de clientes ayuda a desestacionalizar el sector y permite un incremento de contratación de personal, lo que se traduce, agregó el presidente, en un beneficio a una "gran capa" de la clase media española.
 
Finalmente, calificó 2010 como un año de "contención" y visualizó un futuro positivo para el turismo porque, según añadió, el sector privado en España "ha hecho los deberes", aunque criticó que, por su parte, el sector público no los haya realizado al mismo nivel.

Fuente: Europa Press
 
 
| Normas de uso | Política de privacidad | Contacte |
Gestor de contenidos
desarrollado por
C2C Soluciones Powered by
SPC v2016 ®
SPC