inicio
   Alojamiento privado    Eficiencia energética en hoteles    Laboral - Negociación Colectiva    Imserso    Calidad - normalización    Tarjetas de crédito    Amortización fiscal    I+D    Comercialización    Overbooking    Actividades de nuestros asociados
CREEN QUE CON EL DECRETO APROBADO SERÍAN 24.000 LOS PISOS TURÍSTICOS

La Unión Empresarial para la Promoción Turística de Madrid, que agrupa a todos los subsectores turísticos región, ha reclamado hoy a la Comunidad de Madrid que paralice el decreto regulador de las viviendas de uso turístico ya que, a su juicio, "no vale todo" y hay que garantizar la seguridad y la convivencia vecinal.

   Así lo han subrayado hoy en la sede de Confederación de Empresarios de Madrid (CEIM) durante una rueda de prensa en la que han intervenido el presidente de La Unión Empresarial por la Promoción Turística de Madrid y de la Asociación de Empresarios Hoteleros de Madrid (AEHM), Antonio Gil; el vicepresidente y coordinador de Turismo de CEIM y presidente de la Asociación Madrileña de Empresas de Restauración (AMER), Rafael Andrés, y el presidente de la Asociación de Empresarios del Hospedaje de la Comunidad Autónoma de Madrid (AEHCAM), Jesús Martín, entre otros miembros.

   Los representantes de las asociaciones han comenzado recordando la "conmoción" por el asesinato el viernes de una turista danesa en una vivienda turística de la calle Barcelona de Madrid algo que, a su entender, "no hacen sino reforzar la convicción empresarial de que es necesario abordar la regulación de este tipo de alojamientos turísticos estableciendo unos requisitos básicos necesarios para proteger la seguridad de los turistas y la necesaria convivencia vecinal, evitando las malas prácticas y la competencia desleal y para proteger la imagen turística de calidad de Madrid".

   Los empresarios turísticos madrileños también han manifestado las dificultades existentes en el proceso negociador con la Consejería de Empleo, Turismo y Cultura en relación al proyecto de decreto por el que se regulan los apartamentos turísticos y las viviendas de uso turístico de la Comunidad. Según han explicado, el texto actual del proyecto "limita la definición de estos requisitos a su mínima expresión dando carta de naturaleza a las miles de viviendas que han proliferado a consecuencia del vacío legal existente".

   El objetivo del decreto del Gobierno regional es regular el funcionamiento de las viviendas de uso turístico en la región, unas 8.000, una modalidad de alojamiento en pisos de propiedad privada a través de Internet, en auge por la crisis, que no está amparada por ninguna normativa.

"MINIMAS CONDICIONES EXIGIBLES"

   La patronal hotelera madrileña pide a la Comunidad una "exigencia explícita de contar con la licencia de actividad" a este tipo de viviendas "que garantice el cumplimiento de la normativa en materia de seguridad y la capacidad de control e inspección de la administración".

   "Al igual que a un hotel, un bar o una discoteca se le exige la preceptiva licencia municipal es impensable que la Comunidad de Madrid libere a estas viviendas de la obligación de tramitar su correspondiente título administrativo y se limite a reclamar un teléfono de contacto y su inscripción en el registro de empresas turísticas", agregan.

   También piden unas condiciones básicas de habitabilidad, equipamiento y servicios y requisitos técnicos específicos sobre condiciones de seguridad, especialmente en lo relativo a los planes de emergencia y autoprotección, sistemas de alarma y video vigilancia, revisiones de la instalación eléctrica y el cumplimiento del Código Técnico de Edificación.

   En cuanto a la protección de la convivencia vecinal, la Unión exige la petición de aislamiento acústico de las viviendas turísticas, la separación de los timbres, la incorporación de video vigilancia y la separación de las zonas comunes para residentes y turistas, así como la protección de los derechos del consumidor de los fraudes y estafas que se dan en la comercialización online del alquiler de viviendas turísticas; la exigencia de contar con la autorización de los residentes en el inmueble y un mínimo número de noches de estancia, en la línea de lo regulado en ciudades como Nueva York y San Francisco que sitúan en 30 y 28 el número mínimo de noches de estancia, respectivamente.

   "Los vecinos nos llaman a nosotros con quejas continuas. Hay una utilización anormal de ascensores o los inquilinos no conocen las reglas de la comunidad", ha señalado el presidente de la Unión Empresarial por la Promoción Turística de Madrid.

   Otro aspecto de la seguridad que ha destacado el presidente de AEHCAM ha sido el hecho de que no se exija el DNI a los inquilinos de este tipo de apartamentos. "Va a ver 20.000 personas establecidas por Madrid sin ningún control, cosa que sí se exige en los hoteles", ha dicho.

CONSECUENCIAS DECRETO

   Los representantes de las asociaciones afectados creen que las 8.000 viviendas que se regulizarían con este decreto "podrían triplicarse como consecuencia del efecto que provocaría un Decreto claramente permisivo, pudiendo alcanzarse las 24.000 viviendas o, lo que es lo mismo, cerca de 95.000 plazas que, considerando la ocupación media posible, supondría incrementar un 85,6 por ciento la oferta actual de plazas hoteleras de la región".

   En relación al mercado laboral, Antonio Gil ha criticado que este tipo de alojamientos turísticos no aporta apenas puestos de trabajo más allá del servicio de reparto de llaves y el de limpieza al finalizar la estancia, e incluso "pueden hacer perder puestos de trabajo al resto del sector, provocando la pérdida de un 20 por ciento de puestos de trabajo en los hoteles y hostales de Madrid o lo que es lo mismo la pérdida de más de 3.000 puestos de trabajo".

   "Nos encontramos pues ante la amenaza de una catástrofe sin precedentes para un sector que ha soportado cuatro años de crisis aguda y que sigue en números rojos como consecuencia de la inexistencia aún de un verdadero Plan de Promoción Turística que sitúe a Madrid en el lugar que le corresponde como destino turístico internacional", ha añadido.

   Martín pide que se continúe el proceso de diálogo con el sector turístico de la Comunidad llevando a cabo un "profundo debate técnico" sectorial sobre cuáles son las necesidades básicas de equipamiento que debe garantizar esta nueva modalidad de alojamiento turístico y sobre las consecuencias desestabilizadoras que podría tener para el sector de hospedaje su implantación, "en clara desventaja competitiva para éste".

   De hecho, ha asegurado que otros países europeos se ha regulado de forma más pausada "y se les ha exigido un mínimo de condiciones" a este tipo de alojamientos. "El vale todo es injusto. Queremos competir en igualdad de condiciones", ha repetido en varias ocasiones.

   El presidente de la AEHM no ha puesto ninguna objeción al sistema de intercambio de viviendas pero pide una regulación y una fiscalidad similar en el momento en el que dichas residencias "generen actividad económica". "Estamos hablando de un negocio de empresas fuertes, con cientos de viviendas de usos turísticos, no de particulares que alquilan una habitación", ha advertido.

   Martín ha concluido la rueda de prensa enfocando las reivindicaciones de La Unión en la lucha por conseguir que Madrid se convierta en un destino turístico de calidad. Hoy representantes de la asociación y de la Consejería de Empleo mantendrán una reunión.

   Es la segunda ocasión este mes en la que patronal madrileña se enfrenta con una decisión de la Administración autonómica. Así, a principios de junio la asociación de hostelería 'La Viña' y la Confederación de Comercio de Madrid (COCEM) criticaron severamente por "competencia desleal" el anuncio de la apertura de más espacios comerciales en el suburbano, críticas que el presidente regional tildó de "absurdas y ridículas".

Fuente: Europapress

 

| Normas de uso | Política de privacidad | Contacte |
Gestor de contenidos
desarrollado por
C2C Soluciones Powered by
SPC v2016 ®
SPC