El sector turístico español es uno de los pocos con presente y futuro asegurado. El turismo está en la base de nuestro desarrollo económico desde los años sesenta hasta hoy. Somos un modelo para otros países que quieren ser como nosotros. Abusos, los menos, aparte, el turismo ha sido uno de los motores de desarrollo que ha tirado de la construcción, sector que tira de toda la economía, y que ha transformado no solo la economía, también la imagen de nuestro país en todo el mundo. Posiblemente nos queda por delante el reto de hacer compatible el turismo de sol y playa, de costa marítima, paella y sangría, que nos define hoy, con el de interior, cultura, arte, gastronomía y montaña. Hoy existe un sector de turistas potenciales, básicamente centroeuropeos, que desconocen la riqueza de nuestro Románico interior, de nuestra montaña interior y de nuestra gastronomía interior. En cualquier caso, somos un país turístico modélico, el turismo es una de nuestras principales fuentes de ingresos y solo tenemos una forma de avanzar en este terreno: Fomentarlo y repensarlo, viendo que fuera de la playa y la paella, hay salvación.

José María Calleja
Periodista.

| Normas de uso | Política de privacidad | Contacte |
Gestor de contenidos
desarrollado por
C2C Soluciones Powered by
SPC v2016 ®
SPC