inicio
Tras la campaña emprendida el pasado año sobre la oferta de apartamentos y viviendas que se comercializan como si de alojamientos turísticos se tratara, durante los últimos meses la AHT ha vuelto a insistir ante diversas autoridades para que todos aquellos que pretendan operar en el mercado del hospedaje lo hagan cumpliendo, al menos, algunas obligaciones mínimas.

La AHT considera que este tipo de inmuebles, que suelen comercializarse a través de portales como Booking, Wimdu o Airbnb, etc., merecen la consideración legal de ‘alojamiento turístico extrahotelero’, y que como tal deben declararse ante diferentes órganos de la Administración Pública.

Por ello y, tras realizar las indagaciones oportunas, la AHT ha vuelto a dirigirse a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha para pedirle que exijan la inscripción de éstas viviendas en el Registro de Empresas y Actividades Turísticas de Castilla-La Mancha, así como el cumplimiento de la normativa básica que se contiene en la Ley de Ordenación del Turismo. En este punto, la Administración ha remitido a la Asociación al plan de inspecciones que se han de publicar para 2016.

Asimismo, ha reclamado del Ayuntamiento de Toledo que solicite a los titulares de las mismas la preceptiva declaración responsable para ejercer la actividad.

También se han mantenido contactos con la Jefatura Superior de Policía al objeto de pedir la aplicación a este tipo de alojamientos de la normativa en materia de registro de viajeros. A este respecto, hay que señalar que la AHT agradece que la Policía Nacional haya iniciado una ronda de inspecciones.

Igualmente, ha habido conversaciones con la Agencia Estatal Tributaria a los fines de pedir la realización de las actuaciones establecidas en el Plan Anual de Control Tributario y Aduanero para 2016, tendentes al descubrimiento de actividades y rentas ocultas que provengan de particulares que cedan viviendas por internet u otra vía.

La AHT no está en contra de esta modalidad de alojamiento, pero exige el cumplimiento de la normativa vigente, pues de lo contrario se está generando una situación de competencia desleal frente a los alojamientos reglados.

Urge una regulación complementaria en Castilla-La Mancha

Por último, vuelve a hacer un llamamiento a la Administración Turística Regional para que al igual que está ocurriendo en otras Comunidades Autónomas, desarrolle la Ley del Turismo de Castilla-La Mancha en esta materia, pues, es la única manera de “nivelar las reglas de juego” frente a hoteles, hostales, casas rurales, etc., que están hiperregulados.

Las Administraciones Públicas siempre han justificado las normativas en la necesidad de proteger al consumidor y preservar determinados valores y derechos, por lo que resulta ciertamente contradictorio, que los mismos sólo deban ser protegidos por una parte de los prestadores de los servicios

| Normas de uso | Política de privacidad | Contacte |
Gestor de contenidos
desarrollado por
C2C Soluciones Powered by
SPC v2016 ®
SPC