inicio
La ocupación media de las costas roza el 75%, gracias al comportamiento al alza de destinos estratégicos de sol y playa. Se incrementa la ocupación en las principales ciudades y baja el turismo de interior. A pesar del incremento, el ajuste de precios y las ofertas de última hora penalizan claramente la rentabilidad. Según las Asociaciones integradas en CEHAT, la ocupación se mantendrá en los próximos meses pero las expectativas de rentabilidad siguen siendo negativas
La ocupación hotelera en el verano de 2010 ha alcanzado un crecimiento próximo al 5% con respecto a 2009, si bien y según los datos presentados por la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), el verano se ha cerrado con un comportamiento desigual, definido por un crecimiento en zonas representativas de costa y por un descenso en las zonas de interior.
 
El turismo de sol y playa, la recuperación de los principales mercados, la fidelidad del turismo nacional y la flexibilidad de precios han permitido mejorar la tasa respecto a 2009 hasta alcanzar una ocupación media superior al 75%, que ha rozado en algunas zonas el 85%. No obstante, el turismo de interior no ha alcanzado una ocupación media del 40%.
 
En una rueda de prensa celebrada en Madrid, Juan Molas, presidente de CEHAT, y Ramón Estalella, secretario general de la patronal, han explicado que los principales destinos del sol y playa del litoral mediterráneo e islas Baleares y Canarias experimentan crecimientos que oscilan entre el 3% y el 6%; y ciudades como Barcelona, San Sebastián y Madrid, mejoran sus datos en relación al año anterior. Andalucía mantiene los mismos porcentajes de 2009. Destaca, en este sentido, el crecimiento registrado en Galicia, impulsado por el Año Xacobeo, que supera el 9%.
 
En la actual coyuntura económica, la temporada turística y hotelera se ha podido consolidar y mejorar gracias a la flexibilidad y esfuerzo realizados por los hoteleros y al crecimiento del mercado alemán y británico, que han vuelto a apostar por España; aunque el sector no alcanza los datos históricos de 2008.
 
En cuanto a la oferta, los hoteles de tres estrellas suponen el 37% de todas las pernoctaciones en España y su ocupación se mantiene con respecto a 2009, al igual que los hoteles de dos y una estrella. Los hoteles de cuatro estrellas crecen moderadamente un 3%; mientras que la subida más significativa se aprecia en los establecimientos de cinco estrellas con una mejora del 11%.
 
Además, la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos ha presentado unas previsiones del sector para el cierre del año, a partir de la encuesta realizada a las 64 asociaciones del sector, que reflejan unas perspectivas de rentabilidad aún negativas para el 78% de los hoteleros, a pesar de la evidente subida de la ocupación.
 
 
Juan Molas y Ramón Estalella
Juan Molas y Ramón Estalella
| Normas de uso | Política de privacidad | Contacte |
Gestor de contenidos
desarrollado por
C2C Soluciones Powered by
SPC v2016 ®
SPC