inicio
Los propietarios de establecimientos hoteleros podrán presentar, a partir de hoy lunes y hasta diciembre de 2014, los proyectos de rehabilitación energética de sus instalaciones, que les darán derecho a percibir ayudas del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente a cambio de que se comprometan a reducir sus consumos energéticos y emisiones contaminantes durante al menos quince años.
Las ayudas están recogidas en el Plan de Impulso al Medio Ambiente PIMA SOL, que el Consejo de Ministros aprobó el pasado 2 de agosto en un real decreto que se publica este sábado en el Boletín Oficial del Estado (BOE),
  
En total, el proyecto contempla una inversión de más de 400 millones de euros, la mitad de los cuales serán financiados por el Banco Europeo de Inversiones (BEI) mediante una línea de crédito a la que ya se ha sumado el Banco Santander. Por su parte, el Ministerio de Agricultura destinará 5,21 millones de euros para comprar las reducciones de emisiones de CO2 que se deriven de estas renovaciones, con una media de 10.420 euros por establecimiento.

El Gobierno calcula que se acogerán a la medida más de 500 hoteles, y que las medidas de renovación posibilitarán la creación de unos 8.000 puestos de trabajo, además del mantenimiento de empleos autónomos, de pymes y de empresas energéticas y de construcción.

COMPRA DE EMISIONES A FUTURO
 
Según el real decreto, consultado por Europa Press, el plan PIMA SOL permitirá que el Fondo de Carbono para una Economía Sostenible pueda adquirir como créditos futuros de carbono las reducciones de emisiones en alojamientos turísticos que se consigan como consecuencia de rehabilitación, siempre que conlleven una mejora energética de dos letras o, al menos, alcanzar una letra B en la certificación. Con ello se espera que las emisiones de CO2 se reduzcan entre un 40% y un 70%, y que también se minimicen otras emisiones como las de partículas u óxidos de nitrógeno (NOx).

El Fondo pagará 7 euros por la reducción de cada tonelada de CO2 proveniente del consumo de combustibles fósiles (no de energía eléctrica), y siempre que el titular del establecimiento se comprometa a mantener o mejorar las condiciones energéticas y de emisiones durante al menos quince años. De no cumplirse este requisito, estará obligado a devolver las ayudas.

Las reducciones se calcularán en función de los consumos y la certificación iniciales y los resultados posteriores a la ejecución de las obras. Del cómputo se excluirán las reducciones de carbono exigidas por otra normativa sectorial ni de instalaciones sujetas al régimen de comercio de derecho de emisión.

En los proyectos se podrán incluir obras de mejora de aislamientos de fachadas, cubiertas y ventanas; la renovación de los sistemas de monitorización y gestión de los servicios de los establecimientos; o la generación de energía renovable para autoconsumos para agua caliente sanitaria y climatización, así como otras mejoras en la gestión del agua y de los residuos.

SOLICITUDES

Los interesados en acogerse a este plan podrán presentar, a partir del lunes y hasta el 1 de diciembre de 2014, una propuesta de inversión incluyendo la certificación energética y los consumos del edificio, así como un documento de definición de la inversión que pretende acometer en la rehabilitación con las medidas de ahorro y eficiencia planteadas y acompañadas de información técnica.

También deberá precisar qué mejoras espera conseguir y la fecha estimada de finalización de las obras, que en ningún caso podrá ser posterior al 31 de diciembre de 2016. Cuando concluyan los trabajos, el titular del establecimiento deberá comunicar y acreditar las obras, para su posterior verificación.

Los solicitantes deberán acompañar la solicitud de una declaración responsable de no superación durante el ejercicio fiscal en curso y los dos anteriores de los topes de ayudas con carácter de minimis concedidas o solicitadas previstas en el reglamento europeo correspondiente.

La Oficina Española de Cambio Climático (OECC) evaluará la documentación y emitirá su resolución en un plazo máximo de dos meses. En caso de superarse ese tiempo sin notificación se entenderá que se ha desestimado la solicitud.

COMISIÓN DE SEGUIMIENTO

El Gobierno ha incluido además en el real decreto la creación de una Comisión de Evaluación del Plan PIMA SOL, adscrita a la Secretaría de Estado de Medio Ambiente, para hacer el seguimiento de la ejecución del proyecto. Este órgano estará presidido por el director general de la OECC y serán vocales dos personas a instancias del Ministerio de Agricultura y otras dos propuestas por el Ministerio de Industria.

Según el Ejecutivo, el 80% de la planta hotelera española tiene más de 20 años, por lo que éste es el "momento oportuno para estimular su rehabilitación, incluyendo como aspecto fundamental la mejora de su eficiencia energética y la reducción de sus emisiones".

Fuente: Europa Press 
| Normas de uso | Política de privacidad | Contacte |
Gestor de contenidos
desarrollado por
C2C Soluciones Powered by
SPC v2016 ®
SPC