inicio
Comentaba George Washington que estar preparado para la guerra es uno de los medios más eficaces para conservar la paz. No puedo estar más de acuerdo con el primer presidente de los Estados Unidos si de su afirmación se entiende que bajo ningún concepto se puede bajar la guardia cuando se trata de salvaguardar un bien preciado. En nuestro caso, el bien a preservar es el mejor entorno legislativo posible para los negocios de hostelería. Un buen ejemplo del empeño del sector para contar con un entorno favorable para que puedan progresar y desarrollarse nuestros negocios es contar con una publicación especializada del sector, capaz de analizar, valorar y reflexionar sobre la realidad que afecta nuestros negocios. De allí que los 100 números de este periódico, del que me siento orgulloso de ser colaborador, es una muy buena noticia para la hostelería. Pero la mejor noticia, no lo duden, es que ni en este número bajemos la guardia, ya que ésta será la mejor garantía de que esta publicación celebre algún día los 200 números.
 
El afán para conseguir las leyes más beneficiosas para la hostelería nos lleva a analizar desde esta columna lo que supondrán las propuestas legislativas europeas o en su defecto, la falta de ellas. A veces aventuramos las hipotéticas consecuencias que tendrían de aprobarse tal y como las propone de inicio la Comisión Europea. Ese ha sido el gran éxito y, a la vez, fracaso de nuestra organización europea. No me he vuelto loco. Hablo de éxito porque son incontables las leyes que se han conseguido modificar gracias al buen trabajo de lobby de HOTREC y de sus asociaciones miembro. Pero al mismo tiempo, se debe hablar de fracaso porque no se ha sabido comunicar la importancia de los éxitos cosechados.
 
Pero tal y como les he prometido, ni en este número el que les escribe, bajará la guardia. No me cansaré de repetir que ningún resultado es una casualidad. Cada sector tiene los resultados que se merece. Si la hostelería no se siente muy bien tratada por el legislador europeo debe preguntarse qué está haciendo mal. La respuesta es sencilla. Queremos ganar un gran premio de Formula Uno con un Minardi. O para hacerlo más entendible, ganar la Liga con el C.E.Sabadell. Pongo mi segundo equipo como ejemplo para que nadie se me enfade. Muy a mi pesar, todavía hay quien no entiende que el 80% de la legislación que afecta a la hostelería tiene su origen en Bruselas. Y que nadie se lleve a engaño. No se trata de un pecado del empresariado español. Precisamente España es de las pocas honrosas excepciones en HOTREC que confirman la regla. Es justo reconocer, que de la mano de Juan Molas, Juan Gaspart yRamonEstalella, se ha producido un cambio muy positivo en ese sentido en el seno de nuestra organización. Me refiero mas bien a la mayoría de las asociaciones de hostelería europeas que conforman HOTREC. Es triste ver como sectores con menos peso en el producto interior bruto europeo y mucha menos incidencia en la creación de empleo, entienden mejor la necesidad de dotar a su oficina de Bruselas con los recursos necesarios para desarrollar la mejor defensa de sus intereses. Y como no puede ser de otra manera, obtienen mejores resultados.
 
Si nuestro lobby europeo tiene algo bueno, ese es su equipo humano. Cuando se analiza con detenimiento la cantidad de materias que cubren y la calidad de los documentosque elaboran, cualquiera se imagina que contamos con al menos un equipo de mínimo doce profesionales… No llegan ni a la mitad. Pero por muy bien que lo hagan, no pueden multiplicarse y mucho menos, suplir el rol institucional que deben cubrir los empresarios mas relevantes del sector como hacen los otros lobbies. En nuestro sector, salvo alguna honrosa excepción, no es el caso… Además, desde hace tiempo se echa de menos un responsable en el área de comunicación que aumentela visibilidad de la hostelería y sus necesidades en las instancias europeas.
 
El recientemente aprobadoManifesto de la hotelería europea en el que se definen las prioridades del sector de cara las elecciones al Parlamento Europeo del próximo 20 de Mayo, será una buena oportunidad para darlas a conocer en todos los países de la Unión Europea. Los retos y desafíos a los que nos enfrentaremos a medio y corto plazo en la arena europea no son pocos. En especial, destacaría la necesidad de acabar con la impunidad del alojamiento ilegal que ha proliferado exponencialmente de la mano de portales de internet, la revisión de la Directiva de los viajes combinados, el futuro de los tipos reducidos del IVA, asegurar que la distribución digital hotelera se ajuste al derecho de la competencia y facilitar el acceso de las pequeñas y medianas empresas de hostelería a los fondos europeos.
 
Sin duda este número 100 del periódico de CEHAT llega en un momento crucial para la hostelería europea, y no sólo por la proximidad de las elecciones europeas. Nos encontramos en un momento de renovación de HOTREC, en la que se nombrará pronto un nuevo Secretaria General, al que le deseamos para el bien de la hostelería que esté constantemente alerta, o como diría George Washington, preparando la guerra.

Por Didac García, Director de CEHAT para Asuntos Europeos
Joan Gaspart
Joan Gaspart
| Normas de uso | Política de privacidad | Contacte |
Gestor de contenidos
desarrollado por
C2C Soluciones Powered by
SPC v2016 ®
SPC