inicio

Las fiestas navideñas son propícias para la reflexión y los buenos propósitos. Dejamos atrás un año en el que cualquier conversación con nuestros colegas europeos empezaba o acababa por la mal llamada economía colaborativa. Que lejos se percibe en el tiempo la Asamblea General de Atenas (Octubre del 2013) donde a Ramon Estalella y a servidor, nos tildaron de alarmistas y nos llegaron a asegurar que el fenómeno nunca afectaría a países que no hace falta mencionar. Es muy importante que se entienda que la hostelería no está en contra de la economía colaborativa, especialmente de la que realmente es colaborativa, donde no existe ánimo de lucro. Como tampoco está en contra de los propietarios o las plataformas digitales que explotan alojamientos para uso turístico siempre y cuando sean legales.¡Cómo no vamos a defender los apartamentos turísticos! Desde estas lineas mis más sinceras disculpas si en el improvisado léxico que hemos ido construyendo a golpes de realidad de mercado, no hemos hecho suficiente hincapié en la diferencia de alojamientos legales e ilegales y algún empresario del sector se haya podido sentir criminalizado. 

El año que dejamos atrás es para sentirse muy orgulloso por lo conseguido por la hostelería europea. No sólo por la introducción de nuestras enmiendas en los textos finales de piezas legislativas tan importantes como la nueva Directiva de viajes combinados o los futuros controles alimentarios. O ¿se imaginan que los transfers al aeropuerto, spas, piscinas, saunas y gimnasios no fueran considerados siempre como parte del servicio del hotel? o ¿que el nuevo Reglamento para evitar el fraude alimentario contemplara exigir el pago de los controles a las empresas? Que no lo lean jamás en Expansión no significa que no hayamos estado muy cerca de estos escenarios funestos para la hostelería que conseguimos corregir.

También recogimos los frutos del buen trabajo en el Parlamento Europeo con la importantísima resolución aprobada el pasado 29 de Octubre "sobre nuevos desafíos y estrategias para promover el turismo en Europa". En ella se hace un llamamiento expreso a la Comisión Europea para que tome de referencia la Hotelstars Union (HSU) como modelo de armonización de la clasificación hotelera europea. Esta interpelación del Parlamento a la Comisión significa la consagración definitiva del sistema de armonización hotelera tutelado por HOTREC, que no ha dejado de ir incorporando países europeos desde su fundación en Diciembre del 2009. En la Asamblea General de la Haya (4-5 de Noviembre 2015) se anunció la incorporación de Liechtenstein como el 16avo país miembro de la HSU. Aviso a navegantes, clasificación hotelera europea a la vista.

La gran novedad de la citada resolución del Parlamento es que por primera vez en Bruselas, se   reconoce que la legislación actual no es la apropiada para la economía colaborativa e insta a la Comisión Europea a que examine conjuntamente con los Estados miembros las mejores iniciativas posibles que se deberán tomar a escala europea y se preste atención a la elaboración de una marco reglamentario adecuado dentro de la estrategia global de la Unión Europea para conseguir un mercado único digital. Asimismo, establece que las plataformas tecnológicas que actúan como intermediarias deben informar a los proveedores sobre sus obligaciones, en particular en lo relativo a la protección de los derechos del consumidor, e informar de forma clara e inteligible sobre todas las tasas y costes ocultos relacionados con el desarrollo de la actividad y sobre cómo respetar plenamente las legislaciones locales, en particular en lo que al derecho tributario y al cumplimiento de las normas de seguridad de los consumidores respecta, así como sobre las condiciones laborales de las personas que prestan servicios turísticos.

Como se deja entrever de la resolución, será clave conseguir regulaciones favorables a nivel local,autonómico,estatal para que el legislador europeo las identifique como buenas prácticas y las considere elevar a legislación europea. En el último pleno ordinario del año, CEHAT presentó el documento de trabajo consensuado por la hostelería europea "Mismas condiciones de competencia en relación a la economía colaborativa" en el que se incluye la Declaración de HOTREC "hacia una economía llamada colaborativa sostenible y responsable" que se sintentiza en los 10 primeros deseos que la hostelería de 27 países europeos escribirán en las cartas a los reyes magos de sus respectivos gobiernos.

El buen trabajo de la hostelería francesa e italiana (vía legislativa) y alemana (vía autoridad nacional de competencia) consiguiendo la prohibición total de la paridad de precios en la distribución digital hotelera, facilitará que las patronales de más países europeos consigan que los hoteleros recuperen el control sobre su producto (precio y disponibilidad) y dejará en papel mojado el intento de Booking.com de salvar sus privilegios con unos compromisos que no se creen ni los Parlamentos de 2 de los 3 países (Francia, Italia y Suecia) donde el gigante de la distribución consiguió llegar a un acuerdo con las Autoridades nacionales de competencia.

Por último mi agradecimiento al empresario que consiguió que la hosteleria española (representada por CEHAT y FEHR) tenga la importancia que se merece en el seno de la patronal europea de la hostelería, y que personalmente, me sienta orgulloso de mi colaboración con la CEHAT. Escribir su nombre sería un insulto a su inteligencia. Como escribió el dramaturgo irlandés Oscar Wilde "Cualquiera puede hacer historia; pero sólo un gran hombre puede escribirla". Y ya inmersos en las citas, no me perdonaría no desearles un Feliz 2016 con el mejor de los deseos "Que la fuerza os acompañe"

Por Didac García Carreté, Director de CEHAT para Asuntos Europeos

Joan Gaspart
Joan Gaspart
| Normas de uso | Política de privacidad | Contacte |
Gestor de contenidos
desarrollado por
C2C Soluciones Powered by
SPC v2016 ®
SPC