inicio
Reinventar el turismo de sol y playa en el siglo XXI, protagonista durante décadas en las vacaciones en España, es uno de los objetivos que este sector se ha planteado para salir de la crisis mediante el impulso de estos destinos maduros para hacerlos competitivos con las nuevas formas de viajar
Es la idea que ha trasladado hoy a Efe el director del Instituto de Estudios Turísticos de Turespaña, Vicente Monfort, que ha asistido a las terceras Jornadas "La innovación, clave para el turismo del siglo XXI", que se celebran hoy en la capital leonesa.
 
Monfort ha añadido que a pesar de que los jóvenes están modificando el turismo tradicional son precisamente ellos quienes potencian en gran medida el de litoral, puesto que tienen "cierta afectividad y nostalgia" por los destinos a los que iban con sus padres cuando eran niños.
 
Se trata, según el director de este Instituto, de ofrecer a este nuevo perfil de viajero complementos atractivos para compaginar con el sol y la playa puede motivar que los turistas que hoy recuerdan sus vacaciones de la infancia "se conviertan en prescriptores y terminen también recomendando estos destinos tradicionales a los suyos".
 
El hecho de que las empresas y los profesionales del turismo estén buscando reinventar este sector se debe, principalmente, a la mala situación económica que vive el país desde hace tres años, y es que "la crisis está siendo la gran oportunidad del sector turístico en España", ha destacado por su parte el vicepresidente del Instituto Tecnológico Hotelero, Jesús Gatell.
 
Esta idea se basa en la premisa defendida por Albert Einstein de que "es en las crisis donde se ven las oportunidades, donde el auténtico profesional y el auténtico empresario renacen y se hacen más fuertes", ha afirmado Gatell.
 
Lejos quedan aquellas familias que reunían treinta días para disfrutar de la playa, el turista ahora está segmentando sus vacaciones y eso está potenciando el movimiento denominado "city break", viajes cortos a ciudades con atractivo turístico que duran dos días.
 
Este nuevo turismo es el que le da potencial tanto a las ciudades con litoral como a las que no tienen costa, pero que sin embargo atesoran monumentos antiguos u otras zonas de interés turístico, ha destacado Gatell. Si se cumplen las nuevas exigencias del turista actual, se conseguirá la competitividad del turismo en España y el sector turístico "será de los primeros en salir de la crisis", ha relatado.
 
En este sentido, es necesario la adaptación del turismo a la utilización de las nuevas tecnologías, las redes sociales y las ofertas en Internet.
 
La importancia de las nuevas tecnologías se manifiesta, por ejemplo, en la industria hotelera, un sector "que ya está cambiando su orientación", ha asegurado Monfort. "Mientras que los turistas de antes buscaban principalmente espacio y comodidad, ahora la exigencia es tener conexión a Internet WiFi de forma gratuita en el recibidor o incluso en las habitaciones", ha apuntado.
 
La diferenciación de productos por segmentos, como distinguir las exigencias del turismo de playa de las del gastronómico es otro de los objetivos marcados por los empresarios para mejorar la competitividad del turismo español, con el horizonte establecido en 2020.
 
Parador de San Marcos
Parador de San Marcos
| Normas de uso | Política de privacidad | Contacte |
Gestor de contenidos
desarrollado por
C2C Soluciones Powered by
SPC v2016 ®
SPC